domingo, 16 de julio de 2017

Bosques.

Leyendo un reciente artículo de Joaquín Araujo, atalantador de bosques, no puedo por menos dejar aquí su reseña, para que tod@s aquell@s que se acerquen a este espacio, en busca de bosques, en busca de un poco de sombra en estos días de calor, en busca de un espacio interior donde reconfortarse con su propia sombra; puedan hacerlo deleitándose con este escritor y "emboscado" que tanta belleza nos aporta con sus escritos y tantos bosques lleva plantado.

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/tierra/2017/07/12/thoreau-el-emboscado.html

Entresaco solo esta frase como invitación a su lectura reposada:
¡Feliz domingo!

"No solo vivimos en las arboledas, intentamos menguar la señalada mengua plantando, no solo árboles sino, ante todo, las emociones que nos guiaron hacia la Natura y que nos han permitido comprender algo".



4 comentarios:

  1. Muy bonita imagen , no hay nada como adentrarse en el naturaleza y contemplarla , solo el silencio es relajante aunque oír a esos pajarillos nos alegre el alma .
    Feliz domingo y aprovechar la naturaleza esa que tenemos a nuestro alcance y sobre todo cuidarla .Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida Campirela,
      reina de las hadas.

      Tus visitas a este riconcito del bosque
      son siempre como una fuente de agua clara...

      ¡Feliz domingo!

      Eliminar
  2. Necesito el oxígeno del monte Para reactivar mi psique... Y el abrazo de su naturaleza para saberme minúscula ante su belleza... Necesito que la noche me grite en la cara bajo la Copa de un árbol y que el fluir del río me susurre serenidad...
    Valorar nuestro planeta... Nuestra naturaleza sabia... Nos falta más concienciación.
    He leído el artículo y muy de acuerdo en todo.

    Mil besitos amigo mío y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bella Aurora.
      Que fuerza en tus palabras,
      que intensidad en tus versos.

      Estamos todos y todas necesitad@s de esa naturaleza constante,
      de la que estamos formados,
      de la que formamos parte,
      a la que regresaremos después de nuestro periplo.

      Me encanta sentir tus huellas
      por la hojarasca de mi bosque.

      Que las hadas y duendes te guíen
      en tu caminar por el.

      Eliminar